jueves, 30 de junio de 2011

El trolebús a Marín.



(Gracias a Jose Ángel que me pasa el enlace de este video en inglés sobre los trolebuses por Pontevedra, Marín y Lérez-Alba, donde se puede apreciar como estaba la ciudad hace 40 años). El video comienza en el 1:05.

Quien no recuerda haber cogido el "trole" a Marín, sobre todo en verano, y enfilar andando cara a las playas de Portocelo o Mogor, o para ir al Cine Avenida o Quiroga, donde si nos dejaban pasar para ir a ver las películas de mayores de 18 años o años más tarde, siendo unos mozos, ir al baile del Vergel o a la discoteca Chapí. Recuerdo que solíamos ir muchos domingos la chavalada de la Rua Nova a ese cine Avenida, a "gallinero" por supuesto, no daba para más el presupuesto y media pantalla se proyectaba en la viga que atravesaba todo el cine. Alguna vez he ido a "butacas" y tocarme detrás de la columna que habia en él, con tortícolis acababas. De vuelta en el trole a Pontevedra y previo pago con aquéllas monedas de 2,50 pesetas, que era lo que costaba el trayecto, cuantas veces se soltaban las pértigas de la catenaria en la famosa curva de Lourizán donde si el trolebús no cogía bien la curva se salían seguro. En la imagen, el trole de dos pisos rodeando la farola que había en una Plaza de Galicia desconocida, desaparecida ya la estación del ferrocarril y con los edificios sindicales de Campolongo en construcción al fondo.


miércoles, 29 de junio de 2011

Los Reyes en Pontevedra. NO-DO 1976.

Primera visita a la ciudad de Pontevedra de Don Juan Carlos y Doña Sofía como Reyes de España. Hacía unos meses que se había muerto Franco y estabamos en plena transición y recuerdo que en ese año trabajé durante unos meses en el despacho del procurador Enrique Hernández Iglesias que tenía en la calle Michelena como "chico de los recados", donde ganaba tres mil pesetas al mes. Ese día, Don Enrique me había dado unas horas libres para ir a ver la llegada de los Reyes a la plaza del ayuntamiento, que estaba abarrotada. Naturalmente me tomé toda la mañana libre, pero eso si, me la pasé en la sala de juegos de Juanito que estaba en la calle San Román, el "Coralín", jugando al billar y al pin-pong, faltaría más.

Caminando hacia el coso de San Roque

Principios de los 60. Eran tiempos de verano, de fiestas de La Peregrina, de las de antes, de las de los 15 días. La línea del ferrocarril Vigo-Santiago atravesaba la ciudad al final de la frondosa alameda. Los carruseles entre el edificio de Educación y la que fuera "cruz de los caídos" que no paraban de sonar. En la entrada de la alameda, el carrillo del heladero, con sus cucuruchus para sofocar el calor y más abajo, los niños bebiendo en la fuente, ya desaparecida. Las barreras, levantadas, para dar paso a Don Santiago, el de los Moreira, peluquero y a Don Emilio (sombrero blanco), el de los cuatro gatos, el de la calle Rua Nova de Abajo, y a unos jovencísimos hermanos, Puri y Sete, nietos del primero, que iban camino del coso de San Roque. Eran tardes de fiesta. Eran tardes de toros, la de los festejos de La Peregrina.


El callejón a la Virgen del Camino. 1967.

Imágen casi irreconocible de la calle Mariscal Pardo de Cela, que era (y es) el callejón que iba desde la Avenida de Vigo hasta la Rua Virgen del Camino en 1967. En la imágen, a la derecha, pasaba la línea de ferrocarril hacia Vigo desde la estación vieja situada en Campolongo. Al frente, durante tantos años la Tintorería Virgen del Camino que daba entrada al callejón. La calle hoy totalmente cambiada, donde antes eran edificios de piedra con dos plantas hoy son moles de varios pisos. El bordillo que se ve a la derecha es donde está el puente que hay en la Avenida de Vigo y que sirve de bajada a la calle Eduardo Pondal y Campolongo.

martes, 28 de junio de 2011

Escuela de Maestría Industrial de Pontevedra. 1964.

Mi buen amigo Isidro Otero me pasa esta foto de 1964 del equipo de la Escuela de Maestría Industrial, que estaba situada en la que durante muchos años fue feria del ganado, al lado de las antiguas instalaciones del Diario de Pontevedra en aquellos años, y que se enfrentó a su homónimo de Vigo en el Estadio de la Juventud de Pontevedra por los Campeonatos Escolares Provinciales, quedando campeón. En ese partido formaron: (izq. a derecha) Farto, Pena, Cholo, Gilsanz, Eduardo, Toño Redabouxo, Mariano, Peón y el Profesor Castro. Agachados, Serafín Neira, que fue el primer entrenador que un servidor tuvo cuando ingresé en la base del Pontevedra club de fútbol; Isidro Otero, una de las personas que más han trabajado por el Futbol-Sala local y dueño de la tienda de deportes Tutto Sport desde hace 22 años en la avenida de Vigo, J.J. Martínez, famoso representante de futbolistas en la actualidad, Cortizo y Muradás.

Descargar la foto en alta resolución:  http://www.megaupload.com/?d=8AVTLIEK


lunes, 27 de junio de 2011

"Manilo"

Recuerdo cuando eramos niños que ibamos al viejo campo de Pasarón a animar a nuestro querido Pontevedra a principios de los 70, a los Illumbe, los Hachero, que como su nombre indicaba arreaba estopa a diestro y siniestro, los Amavisca, los Geñupi, los Carballeda, los Amutio, los Saburido, recuerdo el partido en Pasarón en el que rompió la pierna, al portonovense Norat, con quien tuve la suerte de jugar en la base granate con su hermano, y sobre todo al pequeño porriñés Antonio Pexegueiro Riveiro, más conocido como Vavá, que era el terror de las defensas y que junto con el otro pequeño del equipo, Masferrer, era una delicia verlos jugar. A la pandilla de la Rua Nova, como niños que eramos, nos colocaban en la grada infantil de preferencia, en un lateral, justo al lado de Sur. Recuerdo en aquellos tiempos a una persona que durante los años que íbamos al campo, siempre se sentaba en la parte de arriba de Preferencia, hacia al centro, junto a las cabinas de retransmisiones radiofónicas y de televisión y que era incansable en su aliento a los jugadores granates, aún en las tardes más aciagas y con la grada más crítica, "¡hala pontevedriña, ánimo chavales!" era el grito indiscutible e incansable que salía de aquel megáfono y que se hizo tan famosa en los partidos del viejo Pasarón. Era la voz de "Manilo", natural de Saiñas en Poio,  empleado de telefónica, aunque también se dedicaba al servicio de limpieza en casas. Solía verlo muchas veces por mi calle, la Rua Nova, y saludarlo siempre. Desde aqui este pequeño recuerdo a Manuel Estévez Tato que era como en realidad se llamaba. En la fotografía de 1954, un jovencísimo "Manilo" junto con su hermana María (izquierda), Clara y la hija de ésta Mary Clara, en la playa de Lourido. Desgraciadamente hace muchos años que Manolo nos dejó, y en su entierro el féretro, engalanado con la bandera granate, fue llevado a hombros por los jugadores del Pontevedra. Por ahí arriba aun estará animando con su megáfono.

El tandem deportivo de Radio Pontevedra


Balbino y Barajas, segundo y tercero, sentados.

(Información ampliada de una entrada ya publicada anteriormente). Gracias a Ángel Magdaleno, que muy amablemente me hace llegar estas dos nuevas fotografías donde se puede ver a Balbino de las Fuentes Mora y Ricardo Barajas (el segundo y tercero sentados) en el palco de prensa que había delante de la Diputación Provincial de Pontevedra en algún evento deportivo por aquella época. El tandem deportivo que conformaron los dos locutores y y que hicieron historia para la emisora EAJ40 "La voz de la provincia" narrando la información deportiva de la Pontevedra de hace 50 años.

Carlos Hermida, Balbino y Emilio de La Torre. Enfrente, Ricardo Barajas (4º por la izquierda)






















Balbino de las Fuentes Mora
De pequeño vivía en la calle Monteleón en un piso pequeño con mi familia. Me tocaba dormir en un sofá cama junto a mis abuelos y siempre recordaré aquella voz que salía de la vieja radio que tenia mi abuelo en la mesita y que con su particular tono me iba dejando dormido. Era la de Balbino de las Fuentes Mora (Foto Camilo Gómez/Diario de Pontevedra), jefe de deportes de la emisora "EAJ 40 la voz de la provincia" como se hacía llamar Radio Pontevedra por aquel tiempo, que junto con Ricardo Barajas, contaban las andanzas del Pontevedra C.F. por la liga española. Famosos eran aquellos "canillazos" en los que "arreaban" estopa a todo el mundo. Aquel formidable tándem formado por Balbino y Ricardo, marcaron una época y un nuevo estilo en la historia de la radio. Famosa fue la movilización que promovieron desde las ondas de toda una ciudad para recaudar un millón de pesetas para el Pontevedra CF. En bares, tabernas y cafeterías, se colocaban pizarras en las que se iban llenando de anotaciones, con las aportaciones voluntarias en una especie de competición, para ver quién recaudaba más. Desde aquí, con estas breves líneas, mi particular homenaje a quien formó parte de la historia radiofónica de esta ciudad. Balbino de las Fuentes Mora. En la foto de abajo, presentando un festival en la plaza de toros, con la actuación de "Gila" y Manolo Morán. (foto: Pontevedra de aquélla. Rafael Landin Carrasco).




Franco en Pontevedra

Dos breves videos del NO-DO de cuando Franco visitó Pontevedra, en plena dictadura. El primer documento visual, a la Empresa Nacional de Celulosas, en Lourizán en 1963, para la inauguración "oficial" política, aunque la fábrica ya llevaba en plena actividad desde 1957. Y el segundo, el que hizo años más tarde en 1967 a la ciudad, con recorrido por las calles de Pontevedra.

domingo, 26 de junio de 2011

La junquera de Alba

Foto: J.Salgueiro /La Cross.
Reconozco que esta postal de principios de siglo me tiene descolocado, si no fuera por el título que hay impreso en ella y que dice "Pontevedra: Vista parcial del Rio". Lo que hay en primer plano, es en la actualidad, el puente nuevo que están construyendo sobre el Lérez, al lado del embarcadero del Club Náutico. Los arcos que se ven sobre el rio, es el puente de Las Corrientes, y donde un servidor frecuentaba en busca de robalizas cuando era niño; enfrente, están las instalaciones que tiene para la maquinaria, la Diputación Provincial de Pontevedra y en el otro lado estuvo no hace muchos años el basurero de Pontevedra el "Borrón", antes de su relleno. Al fondo, estaría el puente de Las Cabras que daría paso a las marismas de Alba, y perdiéndose en la imágen, a la izquierda, circula la autopista hacia Santiago-Coruña y donde estuvo tambien la antigua fábrica de "La Cross," hoy en estado ruinoso.



Benito Corbal

Calle que fué una de las arterias de la ciudad, con sus tres carriles, donde daba salida, por un lado, a Michelena y Plaza de España hacia el Puente de la Barca, y por otro, hacia orillamar por Cobian Roffignac. Recuerdo que en ella estaba uno de los comercios que un servidor más visitaba como era el Gran Garage con aquel escaparate interior que tenía repleto de artículos de broma y de disfraces por carnaval. Un poco ante, Calixto, uno de los grandes restaurante de la ciudad. En la otra acera, el Teatro Cine Victoria, al que tantas tardes de domingo iba a la sesión de las cinco y cuarto. En la imágen, coches, gentes, el guardia municipal controlando la poca circulación,  los conos indicando que había alguna que otra obra, y a la derecha, se puede ver en el rótulo del edificio, Casa Celso del que fuera gran jugador del Eiriña, el Alfonso y del Pontevedra en la década de los 40, Español. En la actualidad calle de vía única, con todas esas casas desparecidas, que dieron paso a grandes edificaciones y grandes aceras, con sus bajos repletos de comercios, a un lado y otro, que indican que la calle Benito Corbal es el gran centro comercial de la ciudad.


sábado, 25 de junio de 2011

John Balan.

Balan con los fotógrafos de la Alameda.
Entraba en cualquier bar, con su inseparable sombrero vaquero, unia su espalda a la puerta y mientras calentaba sus nudillos asombraba a los que allí estaban con un  "¡Cuidado, forastero!". No era músico. Tampoco actor de westerns. Aunque su mente le hacía creer que eran las dos y él se encargaba con aquellos auténticos shows de que nos lo pareciera. Manuel Outeda, conocido popularmente como John Balan, todo un personaje, que siempre quedará en nuestra memoria. Era natural de Seixo  en donde el concello le puso su nombre a la calle donde está su casa natal.  Fue protagonista de varios programas en la década de los ochenta y noventa, dirigidos por José María Iñigo en televisión, en los que hacía gala de su enorme capacidad para imitar todo tipo de sonidos y, en especial, los instrumentos musicales por lo que era conocido como el "Hombre Orquesta". TVE grabó un programa dedicado a su vida artística, gracias a Ángel Peláez, director de "Vivir cada día", en el que además de explicar la trayectoria nada fácil de su vida, cumplió con el deseo de viajar a Estados Unidos sobrevolando los principales monumentos de New York y la Casa Blanca. Nos dejó un mes de marzo de 2008 y hoy, está junto a  San Pedro en las puertas del cielo, como no podia ser de otra forma,  amenizando a todo aquel que llegue.

El último ascenso a Segunda.

Uno de los videos que nunca me cansaré de ver. El ascenso del Pontevedra CF. a Segunda en 2004 después de haberle ganado al Lorca en ese viejo campo de Pasarón lleno a reventar como en las mejores épocas del "Hai que Roelo". El ambiente que se creó ese día en torno al equipo, y la posterior celebración cuando el árbitro pitó el final del partido es algo que jamás olvidaré. Se me pone el pelo de punta, y alguna lágrima reconozco que se me escapa, volviendo a recordar como toda una ciudad se volcó para celebrarlo junto a los jugadores. Es increible que esto haya pasado no hace mucho y, en la actualidad, los que llevamos dentro el corazón granate, tengamos que volver a verlo por esos campos de la Tercera División Gallega como a finales de los años 70. Ojalá sólo sea pasajero y el Pontevedra Club de Fútbol vuelva a estar donde se merece. Son solo tres minutos de video, pero vale la pena volver a recordar todo aquello que se vivió en nuestra querida ciudad.

Los tres Peiraos

Bonita imágen de la segunda década del siglo XX  donde el mar se asocia con las casas conformando una bonita estampa de la Pontevedra marinera. Con sus tres peiraos, de los que, desgraciadamente ya no queda ni rastro. La culpa, la construcción de los rellenos y el muro que circunvaló la márgen del rio Lérez en toda su orilla. Peiraos que fueron puerto mercante de la Moureira y parte importante de la economía de la ciudad. Resulta curioso de ver en esta imágen tan bonita que fotografió Ruth Matilde Anderson para la Hispanic Society of America de que la Pontevedra de principios de siglo tenía hasta playas.

viernes, 24 de junio de 2011

Acción Católica de Santamaría. 1969.

Posando en los terrenos de A Xunqueira.
El equipo de Acción Católica de Santa María y que jugaban en la liga infantil de Pontevedra en el año 1969. El local donde se reunía la chavalada estaba en los soportales de la Plaza del Teucro en un primer piso. Destacar los partidos de rivalidad, que se jugaban en los terrenos de A Xunqueira, contra los pupilos de Rafael Lavía Villanueva "Chito" los "Delfines de La Torre" del barrio de San Roque. Mi recuerdo de los días de Acción Católica era en el local que tenían en los mismos soportales un poco más abajo, los de San Bartolomé, hoy colegio San José, donde solía acudir a pasar algunas tardes jugando al minibillar que alli había y sobre todo a los juegos de mesa. En la fotografía ahí estaban los Carletes, Civeira, Marras, Quinxo (entrenador), Manolo de Sá, Luis Magdalena, Santi Moreira y Palmás. Jugaban de verde y blanco como el Córdoba, gracias a la gestión que hizo el entrenador, que se puso en contacto con la directiva andaluza y consiguió que les mandaran un equipaje.

La Biblioteca.

Izquierda, la Biblioteca con su dos palmeras.
La que fuera casa de los Fonseca, construida en 1910, en mi infancia la Biblioteca Municipal, y hoy, Archivo Histórico Provincial, estaba (y está) en la calle Paseo de Colón, al lado de la chatarrería de Rivas, una rúa que por aquel tiempo estaba sin asfaltar y practicamente intransitable por el barro y los charcos que en invierno se formaban. A escasos metros de la verja que daba entrada al Edificio, con sus ocho columnas, palmeras y famosas esfinges, estaba la linea del ferrocarril a Santiago, que se perdia por el tunel que hay debajo del Puente de La Barca. La Biblioteca era como mi segunda casa, recuerdo que llegaba del colegio sobre las cinco y mi madre me tenía preparado, muy frecuentemente, aquellos bocadillos que se hacían con la nata de la leche que se formaba cuando se hervia y que mi abuela guardaba en una cunca en la nevera. Estampa típica de muchos pisos en aquellos años, el cazo en la puerta para que luego pasara la lechera y lo llenara. Una vez que daba buena cuenta del bocadillo mientras veía el programa infantil de televisión española "La Casa del Reloj" me iba todas las tardes a la Biblioteca. Ahi fue donde descubrí a los dos galos más famosos del comic, a Tintin y a Spirou y Fantasio. Cuantas tardes me pasé leyendo las aventuras de Asteríx y Obelix y cuantas carcajadass soltaba un servidor solito, hasta tenía que venir el conserje a llamarme la atención. Reconozco que de vez en cuando se me escapaba la vista hacia aquellas revistas en francés que traían publicidades de mujeres con la parte de arriba desnuda, pero mas que nada, por elevar mi nivel del idioma y que mi profesora de la Academia Cervantes "La Madame" se sintiera orgullosa. Por algún archivo debe andar anotado mi nombre y apellidos como socio número uno infantil y que me costaba seis pesetas al año. Recuerdo que por la "Feria del Libro", todos los años, la señora que estaba encargada de la seccion infantil siempre me regalaba envuelto en papel de regalo un lote de libros. Hoy en mi casa está la colección entera de cuentos de Asterix y Obelix que es de lectura obligada muchas veces. Si le hubiera dedicado tanto tiempo a los libros de estudio como le dediqué a los cómics igual hoy era ministro...

El edificio hoy. Había que darle un premio al que ideó poner la farola ahí...

jueves, 23 de junio de 2011

El Salgueiriños juvenil. 1974.

Otro de los históricos de la ciudad de Pontevedra, con los que tengo tantos recuerdos y al que me he enfrentado muchas veces en aquellos partidos de las ligas locales y que se jugaban entre el Campo de la Federación, que tenía en Marcón, y la vieja Xunqueira. Entrenado por otro de los "grandes" del fútbol pontevedrés como era (y es) Carlos Menéndez. En la imágen, una fotografía del equipo juvenil del año 1974 en el campo de A Xunqueira. (Izq. a derecha) Moledo, Larriba, Carballo, Martinez "Pinki" como se le conocía y la persona que muy amablemente me cede la foto, Manolo y Fidel. Agachados, Juan Redondo, Hermida, César, Miguel, Floriani y Omil.


La Pontevedra del NO-DO.

Video de la Pontevedra que nos contaban en los Noticiarios y Documentales y que era de proyección obligatoria -el NO-DO, claro- en pase previo a la película desde 1942 hasta 1976. "El mundo al alcance de los españoles" como se escuchaban en todas las salas y que presentaba un visión muy peculiar de España.

El casco histórico, plató de televisión de tve.

Video de algunas de las escenas que se rodaron en Pontevedra de la serie de televisión española "Los Gozos y las Sombras". Carlos Larrañaga, Eusebio Poncela, Amparo Rivelles y Charo López, entre otros tantos grandes actores de la escena española, dieron vida a los personajes que retrataba Torrente Ballester en Pueblanueva del Conde. La plaza del Teucro, de la Verdura, de Santamaría, de la Leña y de la Pedreira conformaron durante varios días el escenario natural de la serie que tanto éxito tuvo en los años 80. Recuerdo asistir en persona al rodaje de algunas secuencias y como los bomberos con sus mangueras inundaban el cielo para intentar conseguir lluvia artificial. Si se fija uno bien, a partir del minutos 13:38 en la toma rodada en la entrada de la Basilica, junto al Cristo del Buen Viaje, en el ángulo superior izquierdo, se observa el chorro de una de las mangueras, saliendo el agua a borbotones.

Todos los capítulos se pueden ver en la web de televisión española:

Antigua calle de Echegaray

Preciosa fotografía de la antigua calle de Echegaray, a principios de siglo, o como la conocemos en la actualidad como calle Alameda, que da paso ahora al parking construido debajo de la Plaza de España.  Esa arboleda que se mezclaba, con el que fue en la época, gran centro de paseo de gente de todas las clases en Pontevedra. A la derecha, los jardines que daban paso al Cuartel de San Fernando con sus garitas en la entrada, y años después se construiría también el Centro Ambulatorio Virgen Peregrina. A la izquierda, la alameda con sus tres paseos como contaba Hipólito de Sá en su libro "Estampas pontevedresas"


miércoles, 22 de junio de 2011

Un día de nieve en San Roque

Bonita fotografía de principios del siglo XX con la Capilla de San Roque y la plaza de Toros que se alza al horizonte en un barrio de San Roque nevado. El terreno, en primer plano, donde se puede apreciar la helada, es la actual calle de Reina Victoria, donde están hoy el Instituto Sánchez Cantón, el Hotel "Dabarca" y por donde transcurrian también las vías del ferrocarril hacia Santiago, hasta perderse por el Paseo de Colón y el tunel que enfilaba al puente de hierro sobre el río Lérez, de los que hoy aún se pueden ver sus pilares. Abajo, la primera casa rodeado por ese muro de piedra es hoy la guardería infantil "Bamby" que está al lado de "ponte novo" sobre el Gafos que construirían años más tarde.





El Bengala

Un nombre que me trae muchos recuerdos de colegio, el Bengala. Aquellas discusiones infantiles, que teníamos en la Academia Cervantes, que estaba en la Plaza Méndez Núñez, mi compañero de clase Miguel Pedras Lorda y un servidor la semana antes de jugar aquellos clásicos de "rivalidad" con el Bengala. Del que él era jugador y un servidor vestía de granate. Toda la semana previa "discutiendo" como niños de quien era mejor o peor y cuántos goles ibamos a meter. Aunque los jugadores de la fotografía (que me cede Sete) son de otra generación, podemos ver en una formación de los años 70, en el campo del Estadio de la Juventud a: (Izq. a derecha) Suso Miguelez, Paco, Piay, Sete, Benito Castro, Ron y su entrenador "Chito". Agachados: Rafa, Lage, Dios, Tino Vilas, Foro, Barbolla y Jose Durán. El Bengala era el nombre que tenía el equipo filial del "Nodales" y que jugaba en la liga de infantiles entrenado por Rafael Lavía Villanueva o como popularmente se le conoce "Chito".

La foto en alta resolución:  http://www.megaupload.com/?d=1GNKB44Q


martes, 21 de junio de 2011

Somos famosos.

http://diariodepontevedra.galiciae.com/nova/96958.html
Bueno, pues los chicos del Diario nos han hecho algo famosos y se nota porque el contador de visitas a la página está "votando fume", le dedican un artículo a este blog, nada menos que la contraportada, hoy 21 de junio. Lo que empezó como un proyecto personal para poder compartir con los amigos, fotografías, recuerdos y vivencias que uno tuvo, poco a poco está teniendo bastante aceptación en la red, y uno la verdad que se alegra, porque ya pasamos de las nueve mil visitas, cuando no era ésta la intención. Muchas gracias a los amigos que tengo en el Diario, y en algunos casos compañeros, sobre todo a Ana López, siempre tan amable, tan sonriente, tan dispuesta, que fué la periodista que escribió el artículo. Para que veáis que un servidor también os quiere, ponemos una imágen de 1963 (Libro de Oro del Diario de Pontevedra) en la que se ve a los mozos leyendo el "Diario", que iniciaba su segunda etapa, delante del quiosco Paredes, que estaba (y está) detrás de la iglesia de La Peregrina, enfrente de la casa donde vivió el historiador González de Zúñiga y al lado de las escalinatas que suben a la Iglesia de San Francisco.

Plaza de la Verdura. 1885.

Bonita fotografía de F. Zagala (Museo de Pontevedra) de la Plaza de la Verdura donde se podía ver al fondo el río Lérez. Plaza que me trae muchos recuerdos porque fue donde pasé mi niñez. Eran tiempos de mis amigos, Javier, Ramón, Papiris, Jose, Moncho y Joselito, las hijas del de Calzados Isidoro, el más barato, de los Simal y de sus primos Nancy Coromoto y hermano, que habían estado en Venezuela. Eran tiempos de jugar al peletre, a las canicas, a los trompos, los de boje los mejores, que comprábamos en la cestería de Ramón, a polis y cacos entre las columas de la plaza, a vaqueros e indios, de poner las calabazas, por difuntos, en la punta de la fuente, con una vela encendida dentro y los más pequeños escapar corriendo asustados. De ensayar para los "maios" y bailar para salir en los cabezudos, aunque luego no me dejaran ir en la procesión. Tiempos de las napólitanas y las galletas Rissi bañadas en chocolate en la tienda de San Román, al lado de la farmacia, de los "Fis-Fás" en los Maristas, de los caramelos de pataco, de las primeras pinturas en la librería que había en la esquina con Sarmiento. Del camión del hielo. De mi Primera Comunión en la iglesia de San Bartolomé. Eran tiempos de ver a mi abuelo en la cama intentando contarme el "cuento de la buena pipa", de las primeras series de televisión después del cole, Daktari, el león bizco, Daniel Boom, Bonanza, Tarzán, El Virginiano -porque que siempre hablaban tan raro- y sobre todo, Viaje al fondo del Mar, todos los sábados, donde siempre acababan matando al monstruo que salía de las profundidades. Tiempos de la primera televisión de casa, con su mesita y su voltímetro, "enchufa el Askar" que decía el anuncio, de mi primer, Bélgica-España en 1968, con toda la casa llena de tios y primos para ver el partido. Tiempos de ver a mi madre siempre con aquella máquina tan rara de coger los puntos de las medias al lado de la ventana que daba a la calle San Sebastián. De la familia Arán, Pepe, Cuco, Chachi, Beni, la madre de éstos y la abuela, que vivían enfrente; de Chon y su familia, que vivían encima; del Bar de Juanito, que después sería el "Coralín"; de Diego, de la peluquería de Catuxa, de los Papiris, de Reguera- el de la fontanería- que iba conmigo al colegio de Cervantes y del local de Galiano, que me dejaban comer patatas fritas hasta reventar. ¡Ay!,  los recuerdos, tan lejanos, tan presentes.


lunes, 20 de junio de 2011

Casa Lores. 1956.

La familia de Villarmino y Dolores se desplazaron a Pontevedra desde Carballedo, con sus hijos Celia, Maruja, Constantino y Severino para hacerse cargo de Casa Lores en 1933. "Seve" como se le conoce popularmente, era un niño cuando su padre decidió coger el traspaso del bar. Con 15 años, después de haber dejado el Instituto (hoy Valle Inclán) empezó a ayudar en el negocio. Famosa era la cocina de Amalita, su mujer con quien se casó en 1961, sobre todo sus empanadas. Centro de tertulias deportivas y sede oficiosa del Pontevedra CF., donde solía reunirse la directiva para tratar algun que otro tema y sobre todo algún que otro fichaje. Jugadores, ex-jugadores, periodistas y todo tipo de gente pasaban por la casa para informarse de las últimas noticias que tenían que ver con el Teucro o con el Pontevedra. El bar ocupaba el bajo del edificio (donde esta Caixagalica, hoy Novacaixa) y tenía el domicilio familiar encima, al lado estaba el Café Moderno y más allá, el viejo Hotel Comercio, enfrente estaría la que fuera central de la Caja de Ahorros Provincial de Pontevedra. Casa Lores cerró el 3 de febrero de 1990 acompañados de los amigos, (foto izquierda, hacer click para ver más grande), que no quisieron perderse las últimas chiquitas y sobre todo la compañía de Seve y su mujer Amalita. Abajo, fotografía que me cede muy amablemente Severino, de una imágen de Casa Lores en 1956.


domingo, 19 de junio de 2011

Calle de los hermanos Nodales. 1880.

Aprovechando que mi amigo José Luis Arellana, Presidente del Gremio de Mareantes, me invita a la presentación de la Revista Nodales el día 23 de junio en el local de As Corbaceiras, que se edita bianualmente, aprovechamos para subir esta bonita fotografía que realizó el fotógrafo F. Zagala (Museo de POntevedra) en 1880 de como en el barrio marinero de A Moureira estaban lañando sardinas. Decir también que el acto será presentado por El Director del Museo de Pontevedra Don Xosé Carlos Valle Pérez a partir de las 20:30 horas.




La calle de los bancos

A principios de los 70 era como se le denominaba en aquellos años a la calle General Mola, hoy Gutiérrez Mellado, por la cantidad de bancos que en ella había. Estaba marcada por la central de billetes que tenía Transportes la Unión, donde en la actualidad hay un salón recreativo, Trebol. En la entrada Novedades Tery, a su lado, Viajes Rascado, y algun local más que no recuerdo. Después, Vázquez Lescaille, donde un servidor iba a comprar los cassettes de los Bee Gees, daba paso a la galería que llevaba a la calle Riestra. También estuvo Dates, la empresa de material de oficina de Dapena y Enrique Montes, a los que conocía cuando eran directivos del Pontevedra. Seguía la administración de Loterías y varias tiendas pequeñas, hasta llegar al Banco Simeón, que hacía esquina con la calle Michelena. En el otro lado, en el centro estaba el Banco de Bilbao, hoy BBVA, estaba la parada de los autobuses que se dirigian a los alrededores. Recuerdo la escaleras llenas de gente esperando, para incordio de los responsables del banco. En verano se montaban grandes atascos con la cantidad de buses que salían para las playas. También el edificio de Telefónica y la entrada de las Galerías Oliva. Al fondo, y enfilando la cuesta de Afar, el Banco de Santander.


sábado, 18 de junio de 2011

Peiraos

Uno no se da cuenta de la belleza del barrio de A Moureira hasta observar fotografías como esta de Ruth Matilda Anderson, para la Hispanish Society of America, que plasmó entre los años 1924 a 26 en su recorrido por España. Bella imágen de la desembocadura del rio Gafos, que para situarnos, podemos ver a la derecha la famosa casa de las tres columnas, tantas veces fotografiada, y que fué Hospital de Leprosos. Las casas de la izquierda, conformando una bonita estampa de A Moureira de Abaixo, dieron paso a la calle de San Roque, o como popularmente se conocería cuando servidor era un crio como la cuesta de Pazó.


viernes, 17 de junio de 2011

La nevada de los 70 en la Plaza de España

Bonita imágen, casi navideña, de la Plaza de España toda blanca. Recuerdo que había ido con los amigos a la Alameda a montar el muñeco de nieve, con zanahoria incluida. En el edificio con el número uno de la plaza estaba la farmacia de Lorente, a su lado el estanco y en el portal de entrada al edificio, el negocio familiar, primero de venta de frutas y después prensa y revistas. Pegado a este y haciendo esquina, la Barbería de Callón y la Cafetería Lar, centro de tertulias de esa época. Más allá había dos gestorias (de clases pasivas creo recordar) y el local de Chao. Al final, el edificio que hacía esquina con la calle Marquesa, estaba el quiosco del "orejas" donde solía ir a cambiar por una peseta los tebeos y los cuentos de Mortadelo y Filemón. Eran tiempos de intercambio.


La calle Cobian Roffignac.

Una de las calles de salida hacia Beiramar en los 70. "Simcas", "seiscientos" y vespas aparcados en los laterales, el "gordini" (creo) circulando por la calle sin pintar y que tenía doble sentido para la circulación, el guardia municipal, estampa típica en los cruces principales de la Pontevedra sin semáforos, controlando los coches que venían de Benito Corbal. Los Edificios recientes aún sin habitar, los bajos con nula actividad porque no había comercios. Al fondo "Las Torres" el edificio más alto de Pontevedra. En el primer edificio, a la izquierda, de la calle Daniel de la Sota se instalaría la inmensa cafetería "Daniel" y en el sótano la discoteca, al frente, la juguetería  Chacón donde solía comprar de niño los "yo-yos" tan moda en aquellos años que hasta había concursos en la Plaza de la Herrería organizados por Cocacola. Encima de la cafetería "Daniel" estuvo la agencia de publicidad Gapex, donde asistí por primera vez a una "entrevista" de trabajo para un anuncio que saliera en el Diario de Pontevedra que pedían un "mozo de los recados" y que ellos hacían la selección. Me había llevado mi madre, tenía 15 años, si aún era un crio.


jueves, 16 de junio de 2011

El Atlético Pontevedrés. 1976.

Equipo del Atlético Pontevedrés de  juveniles que nos hizo vibrar a mediados de los 70. Fue Campeón de juveniles y jugó la fase final del Campeonato Gallego, jugando la final contra el Real Club Celta de Vigo, quedando subcampeón. Participó en el Campeonato de España de Juveniles enfrentándose a doble vuelta contra el Veriña de Asturias. Tuve la suerte de asistir a esos partidos. Recuerdo que en el partido de vuelta jugando contra los asturianos habíamos ido muchos de los que jugábamos en la base con tarteras a la vieja grada de Tribuna de Pasarón para animar y hacer mucho ruido, por supuesto, la afición finalmente quedó hasta el gorro de nosotros. Dirigía la orquesta Moncho Saborido. En la fotografía y para la historia: de iqz. a derecha, José Antonio que era de Portonovo, Salvador, de Raxó, Arosa, de Vilalonga, Sayans (portero) y Sete, que trabaja en el Hotel Rias Baixas y quien me facilita la fotografía, de Pontevedra y cerrando la formación de pie, José Emilio, el que fuera gran capitán del Pontevedra. Agachados, Silva, García Barrio, el del bar Balixas, Márquez, de A Estrada y hermano del jugador del primer equipo, Félix, el que tiene el video club en Campolongo y López, de Pontevedra. Madre mia, que recuerdos. Gracias a ellos el Pontevedra juvenil pudo participar en la temporada siguiente en la Liga Nacional de Juveniles (la División de Honor actual) que se creó en esa temporada. Liga que un servidor pudo jugar de la mano de el entrenador marinense Tucho de la Torre.


El Puente del burgo con marea llena.

Bonita imágen de los 50 del Puente del Burgo ya remodelado y con marea llena. Se puede observar la cantidad de terreno que se le ganó al rio y que donde antes todo era agua, ahora están los edificios universitarios, los campos de fútbol e isla de las esculturas, más acá, los colegios públicos, el palacio de congresos, recinto ferial y pabellón de deportes. A la izquierda aún no se había instalado la gasolinera. Puente del Burgo que recibía riadas de gente cuando jugaba nuestro Pontevedra, como único paso hacia la "boa vila". Recuerdo como salíamos de preferencia por el camino estrechito del Pabellón los de la pandilla de la Rúa Nova, y nos juntábamos con los que llegaban de Tribuna y Norte, por la avenida de A Coruña y se hacía casi intransitable caminar por el puente. De ahí a la de "Rios" a dar buena cuenta de los bocatas de bonito con morrones... pero eso es otra historia.


Peluquería Moreira. 1916.

Fotografía, que me pasa mi gran amigo Santiaguito, de inicios de los años 60 donde se puede ver a tres generaciónes de barberos juntos en la foto, los Moreira, abuelo, hijo y nieto, todos con el mismo nombre Santiago (Santiaguito como se hacían llamar por sus clientes) y que llevan dando servicio de barbería y peluquería ininterrumpidamente desde el año 1916 en la calle Bastida, en un lateral del concello de Pontevedra, aunque inicialmente el negocio que iniciara el abuelo estaba en la calle de la Oliva. En la imágen (un poco deteriorada) vemos a Santiago Moreira abuelo, sentado en la puerta, Santiago Moreira (hijo) el que asoma medio cuerpo, y Santiago Moreira (nieto), el niño que está sentado, y al que le está cortando el pelo  Enrique Lores, también del gremio y que regenta en la actualidad, junto con su socio Paco la Peluquería de la calle Riestra. El local continua en el mismo edificio aunque la entrada era diferente a la que hay hoy. En el piso de arriba tenía la consulta el dentista Araujo y a los lados, la Mercería Montes y, haciendo esquina con la calle Michelena, la sastreria Germán, después Librería Poza, donde un servidor solía comprar el los libros y el materíal que se necesitaba para la escuela. En el 2016 la peluquería cumplirá 100 años, y casualidades, Santiago Moreira nieto también la edad para su jubilación, aunque a la espera está Santiago Moreira, bisnieto, que tiene una peluquería en Arcade, ¿para continuar con el negocio familiar?.

miércoles, 15 de junio de 2011

La fuente de la Alameda

Curiosa fotografía de finales del siglo XIX de la fuente que había en la parte sur de la alameda con salida al barrio de San Roque, con sus cuatros leones escoltando la salida del chorro de agua. A su lado, dos bancos donde se podía descansar. En el lateral, se puede ver que ya estaba construido el edificio que hoy aloja en sus bajos el restaurante Alameda (creo), y al lado, parte de la finca que sería años más tarde el edificio donde está el Hogar del Pensionista. Al principio de la calle Alameda aún no estaba la callejuela por la que se podía acceder al famoso Restaurante Castaño.


El molino de los Gafos

Fotografía de la primera década del siglo XX donde se ve el Molino que había en el Rio Gafos, hoy en estado ruinoso. Años despues estaría el inmenso lavadero de Peilán donde acudía la gente de la zona para lavar sus ropas y a su lado el puente de piedra, sustituido en la actualidad por uno de madera (justo donde empieza el paseo de los gafos). A la izquierda, el muro de piedra que corta la foto, el Vergel, años después se construiría el Instituto Sánchez Cantón ahí. En la imágen derecha, hoy es la calle Ribeira dos Peiraos con la barriada de pescadores. Recuerdo de niño allá por finales de los sesenta y principios de los setenta, ya todo muy cambiado, ir a beber agua a la fuente que había en el lateral del instituto, después de aquellos partidos que jugabamos los sábados, hoy ya no está en ese lugar.

martes, 14 de junio de 2011

La Plazuela de la Virgen del Camino

La Plazuela de la Virgen del Camino, hoy Fray Juan de Navarrete, donde está la famosa fuente de los niños, era el punto de celebración de las verbenas en días de fiesta. La Capilla, al fondo en la foto, fue durante mucho tiempo, simbolo de paso del camiño vello hacia la puerta de la villa, que estaba en la Peregrina, y lugar de descanso para enfermos acogidos en el hospitalillo que colindaba con la iglesia. Derribada en 1936, en la actualidad no hay ninguna señal de que la Capilla de la Virgen del Camino estuvo emplazada en ese lugar.


El Roble de Santa Margarita

Buscando en el mundo de internet información sobre pontevedra antigua, me he encontrado una copia en pdf de La Ilustración Española y Americana que era una publicación española de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX. En su cabecera se presentaba como «Periódico de ciencias, artes, literatura, industria y conocimientos útiles». Fue fundada en 1869 en Madrid por Abelardo de Carlos, que fue su director hasta 1881, y después por su hijo Abelardo José de Carlos y Hierro. La noticia curiosa que es comienzo de página (clik en la página para ver más grande) dice asi:

PONTEVEDRA:
Roble de Santa Margarita arrancado por un huracán.

En la noche del 15 del actual (diciembre de 1886) estalló un huracán violentísimo, que por sus efectos y su duración fué muy parecido al que se desató en Madrid al anochecer del 12 de mayo último, duró apenas 15 minutos, y en tan breve periodo de tiempo, apagó y derribó los faroles del alumbrado público; levantó cubiertas y tejados, dejando al aire muchas habitaciones de vecindad; arruinó las torres de la capilla de la Virgen del Camino y de La Peregrina de la Parroquia de Poyo y de la ermita de San Antonio de la Caeyra; arrancó la cubierta de zinc de la estación y el tejado de la gran cochera, volcando algunos carruajes; produjo en suma, tantos estragos, que el aterrado vecindario llegó a creer que la ciudad sufría los terribles efectos de un terremoto.
Había en las cercanías de Pontevedra un árbol magnífico, el roble de Santa Margarita, famoso por su antigüedad y extraordinaria corpulencia, no sólo en la población, sinó en muchas leguas a la redonda; ese roble fué arrancado de raíz con el impetú poderoso del viento, y su viejo tronco se tumbó sobre el banco de piedra que tenía delante y cayó pesadamente a tierra.
El primer grabado de la página 389 es una vista del tradicional roble de Santa Margarita, según dibujo al natural del distinguido paisista D. Manuel Ramos Artal, laureado autor del cuadro  "Cercanías del Cristo de la Vega""  (Toledo) y otras notables producciones artísticas.

Enlace por si queréis bajar la copia  http://www.megaupload.com/?d=UIP6CSEN









Balbino de las Fuentes Mora

De pequeño vivía en la calle Monteleón en un piso pequeño con mi familia. Me tocaba dormir en un sofá cama junto a mis abuelos y siempre recordaré aquella voz que salía de la vieja radio que tenia mi abuelo en la mesita y que con su particular tono me iba dejando dormido. Era la de Balbino de las Fuentes Mora (Foto Camilo Gómez/Diario de Pontevedra), jefe de deportes de la emisora "EAJ 40 la voz de la provincia" como se hacía llamar Radio Pontevedra por aquel tiempo, que junto con Ricardo Barajas, contaban las andanzas del Pontevedra C.F. por la liga española. Famosos eran aquellos "canillazos" en los que "arreaban" estopa a todo el mundo. Aquel formidable tándem formado por Balbino y Ricardo, marcaron una época y un nuevo estilo en la historia de la radio. Famosa fue la movilización que promovieron desde las ondas de toda una ciudad para recaudar un millón de pesetas para el Pontevedra CF. En bares, tabernas y cafeterías, se colocaban pizarras en las que se iban llenando de anotaciones, con las aportaciones voluntarias en una especie de competición, para ver quién recaudaba más. Desde aquí, con estas breves líneas, mi particular homenaje a quien formó parte de la historia radiofónica de esta ciudad. Balbino de las Fuentes Mora. En la foto de abajo, presentando un festival en la plaza de toros, con la actuación de "Gila" y Manolo Morán. (foto: Pontevedra de aquélla. Rafael Landin Carrasco).



lunes, 13 de junio de 2011

Los coches por la Peregrina

Imágen impensable en la Pontevedra peatonalizada de hoy en día. Los coches a su paso por la Plaza de La Peregrina que venían de Benito Corbal en dirección a la calle Michelena con toda una fila de vehículos aparcados en un lateral. El guardia municipal controlando la circulación que llegaba de la calle Peregrina y de la Oliva. En frente de la fachada del que fuera Banco Central estaba el aparcamiento de bicicletas, muy típico en aquella época, en ciertas zonas de la ciudad.


Casa de Sarmiento de Gamboa

(A petición de Xesús López. Esto es lo único que tengo por casa, una foto que salió publicado en algun medio y que está un poquito deteriorada).
Imágen de la casa del navegante Pedro Sarmiento de Gamboa cuando aún no había sido derribada y que alguna mente prodigiosa decidió eliminar para construir un edificio de cuatro pisos. Situada en A Moureira, al lado del Puente de La Barca, formó parte del entorno marinero del barrió pontevedrés. Hoy, si paseamos por alli, sólo queda un monumento (foto pequeña), y ni siquiera cita que el famoso descubridor vivió ahí.

Astilleros de A Moureira

En la fotografía de Ruth Matilda Anderson podemos ver a hombres, mujeres y niños en plena faena en los astilleros que habian en la Moureira de Abajo. Al lado, el edificio que corta la foto, estaba el establecimiento dedicado a "Casa de Baños" y que se instaló con motivo de la preocupante situacion de higiene que había en aquellos años.


domingo, 12 de junio de 2011

Las ruinas de Santo Domingo

Curioso vallado que tenían las ruinas de la iglesia de Santo Domingo en 1898 donde se conservaban los monumentos que la Sociedad Arqueológica de Pontevedra, fundada por Don Casto Sampedro y Folgar en agosto de 1894, lograba salvar de la "piqueta municipal" a finales del siglo XIX y depositarlas en el recinto como Museo.

La casa de baños de A Moureira

En la Pontevedra que aún no le había dado la espalda al mar existían establecimientos como el de la fotografía, situado en el barrio marinero de A Moureira, dedicados a Casa de Baños y que fue inaugurado en el año 1898. Pertenecía a Don Eulogio Fonseca.

sábado, 11 de junio de 2011

El Diario de Pontevedra.

Documental que dirigió Angel Peláez, director del programa "Vivir cada Día" y que se emitió en 1980 en televisión española. Aquélla redacción casi de película de misterio y en el que sus protagonistas eran el fótografo Rafa, al que ahora el Museo le dedica una exposición,  Pedro Rivas, Sprinter, Cuña Novás, el gran Amador Larriba, Suso "Observador", Luis Portas, Piruco, la administración de Conchita y que junto con toda la gente de talleres y trabajadores formaron parte viva del Diario de Pontevedra. El video de 35 minutos, una joya para nostálgicos, es digno de verse de principio a fin. La secuencia de Luis Portas cuando recibe el aviso en la redacción de que hay una bomba en la "estación vieja" y la posterior actuación del número de la Policía Nacional desactivando el artefacto es de película de Berlanga. Un recuerdo muy especial para mi, es ver a Suso el "cajista" con quien  tuve la suerte de trabajar en los talleres tipográficos de Cortegoso cuando un servidor empezaba en esto de las Artes Gráficas allá por el año 1976.

viernes, 10 de junio de 2011

El apeadero de Lourizán.

El tranvía tenía la la salida de la estación de Pontevedra, desde una cochera, con muelle, depósito de agua, foso y una vía de apartadero, en un trazado en el que se alcanzaban las estaciones intermedias de Lourizan, como se ve en la fotografía, y Estribela, hasta rendir en el Puerto de Marín, con longitud de  7.118,88 m., de los que 4.926,16 eran en recta y el resto en curva. Atravesaba la villa de  Marín por la calle de la Reina hasta alcanzar la plaza del muelle, prolongando el trazado hasta el final del dique Este.


Rio Gafos

Otra imágen de finales del siglo XIX que nos muestra la desembocadura con marea baja del río Gafos, practicamente irreconocible. Para situarse, la casa que se ve en primer plano con huerta y rodeado de un muro  de piedra es, en la actualidad, la guardería "Bamby" en San Roque de Abaixo. Faltarian muchos años para urbanizar la zona, hacer los muros de contención del rio, el puerto, el puente que daría paso a la avenida de Marín y el edificio de Obras del Puerto.