jueves, 19 de abril de 2012

Eran tiempos de Adonis.

Adonis junto a su amiga Olguita en 1973.
Corriamos asustados delante de "Manoplas", cabreábamos a "Neno" con su Deportivo, nos metíamos con "Ino... amana", nos asustábamos cuando veíamos a la "Jabalina", nos reíamos cuando oíamos a "Manilo" animar a su Pontevedriña en Pasarón, prócurábamos no saludar a "Luis Pontevedra" el limpiabotas de los soportales de la Herrería, no fueran a pensar... Conocimos a "Corea", que vendía pero no vendía, a "Balan" el hombre del Mississsippi, a "Manolo el del Acordeón" que solía tocar en la terraza del Carabela, a "Mario Gasolina", a "Piolla", a María la del Carrillo donde comprábamos nuestros primeros pitillos, nos tomábamos barquillos y castañas de "Herrera" y helados en "La Ibense". Huíamos del "Matagusanos" el guarda de Las Palmeras, jugábamos en "El Vergel", conocíamos el escaparate de "Beledo" o "El Cisne" o de "Ríos". Tomábamos pasteles de "La Duquesita", "La Estrella de Viena", "Capri" o "Prieto", disfrutábamos viendo los juguetes de "Varela" o comprando los artículos de broma en "El Gran Garage", estrenábamos calzados de "Felipe" o nos dejábamos los dientes con las garrapiñadas de "Papiris". Teníamos el "Coliseum", el "Principal", el "Victoria" y, sobre todo, las sesiones infantiles del "Malvar", más adelante inaugurarían el "Gónviz". Ibamos a bañarnos en la piscina pública del Estadio, y después, a comer los calamares de "Casqueiro", cogíamos la motora para bañarnos en Lourido o nos acércabamos hasta Portocelo en el "Trole" a Marín. Jugamos en el "Submarino", el "Coralín", "Mimos" o en "El Jardín" de la zona de San Antoniño. Jugábamos a varanda. Comíamos la tortilla "Amviri" la especialidad de la Señora Amparo o las hamburguesas de "Cuqui" y "San Remo".

La banda pontevedresa se "codeaba" con los grandes en las listas de éxitos de 1972.

En el estudio. Foto: Luis "Queimada".
Cambiamos los "t´beos" en el kiosco del "Orejas" y compramos los cuadernos en "Portela", Paredes" "Luis Martinez", "Pondal" o la de "Poza". Cabreábamos a la "mona" de Las Palmeras y bebíamos agua de las "ranitas". Nos divertíamos en las Fiestas de La Peregrina con los "caballitos", las "cadenas" y sobre todo con los "cochitos" de Camarero, nos daba miedo el "Monstruo de Guatemala", la "Vaca de Siete Patas" o la "Mujer Araña". Tirábamos en el "Tiro con foto" o en el "Tiro Madrid". Comíamos churros de Galiano. Sabíamos donde quedaba "Bomberos" y algunos íbamos a los bailes del Mercantil, Casino y del Teucro en carnavales. De vez en cuando tomábamos algo en el "Bar Pajariño", "Pitillo", "Parvadas", "Titón", "Rianxo", "O Cortello", "La Cañiza", "La Navarra", "Puerta y Puerta". Conocimos a "Paquito" el del Savoy y a Juan, Eloy y Elías del Carabela. Comimos alguna vez en "Calixto" y en el "Castaño" y tomamos pulpo en la de "Fidel". Saboreábamos los cafés del "Lar", de Chipén, Beirut y Las Torres. Tomamos chiquitas en "Chiruca", "O Quente" , el "Veracruz", "Ramiro", el "Atrevido" o Monteagudo. Bailábamos en "La Boat", "Daniela", "Gólope", "Shiva" o "Daniel Boom", pero, sobre todo, oíamos a través de las ondas de la EAJ40 que nos llegaba hasta nuestras viejas radios el éxito que un grupo de chavales pontevedreses, con melena, pantalones acampanados y botas de tacón que se hacían llamar "Los Phonics", luego los "Drakars" y ya cuando fueron famosos "Queimada", y que había compuesto Luis Nodar, su cantante, y que estaba dedicado a: Adonis. Aquel entrañable personaje pontevedrés con cara de inocente niño y que podíamos verle sentado o paseando por la Alameda siempre con su inseparable gabardina, "Haga frío o calor con gabardina se anda mejor" como decía siempre. Le recuerdo siempre en las puertas del viejo "Principal" delante del kiosko de Antonio y Josefa pidiéndonos los cromos de las chocolatinas antes de entrar en el cine. En la imagen nostálgica, para mi, vemos a Adonis junto con su amiga "Olguita", como le gustaba llamarla, hija de Enrique Andrés, uno de los grandes de los "Blues de España", posando para la cámara de Toño Babío, al que siempre le estaré agradecido, en uno de los pasillos de Las Palmeras en una fría tarde del otoño pontevedrés de 1973. Desgraciadamente Adonis y Olga ya no están con nosotros pero seguro que ahí arriba, en el cielo, estarán volviendo a recordar la verdadera historia de Pontevedra, la de sus gentes, la de los tiempos de Adonis.
En el vídeo de abajo, Luis "Queimada" en una reciente representación de su "Adonis".
Aquí la versión original incluido en el LP "Claqueta".



Letra de Adonis:

Adonis is crazy Adonis is lazy
he is just a man who's out of style
summer and winter he's carrying umbrella
jacket and raincoat and his new tie

Adonis is crazy Adonis is lazy
he is just a man who's out of style
summer and winter he's carrying umbrella
jacket and raincoat and his new tie

But he is our friend and we love him
Adonis is kind and he always smile to everyone
But he is our friend and we love him
he never refuses an invitation to go to a bar

Adonis is crazy Adonis is lazy
he is just a man who's out of style

summer and winter he's carrying umbrella
jacket and raincoat and his new tie

in all kinds of weather Adoni's together
with the young girls he likes to play
He kids he is a young boy only "just fifty"
one day he is going to be put away

Adonis is crazy Adonis is lazy
he is just a man who's out of style
summer and winter he's carrying umbrella
jacket and raincoat and his new tie
He thinks he is a soldier
though he is much older
could never be fighting in the war
he says he knew Hitler and Queen Victoria
Likes to believe it is "what he saw" oh oh oh

36 comentarios:

  1. Vaya repaso a la historia de Pontevedra, a la historia a nivel de "la calle"...... una maravilla una vez más. Gracias Valero por tu aportación.

    ResponderEliminar
  2. Enhora buena por recordarme tan fielmente mi adolescencia, me permito recordar tambien aqui al portero de la boite del Universo el Sr. Fontan, que te cobraba, o no!.Un abrazo y espero que alguien en esta ciudad capacitado para tal, sepa recompensar el trabajo que realizas Valero.
    de PUSKAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el señor Fontán se negociaban las entradas que había que pagar para poder entrar toda la pandilla. Gr
      Gracias por el blog. No te conozco personalmenmte pero todos mis recuerdos de la Pontevedra de mi infancia y juventud reviven con cada entrada. Saludos.

      Eliminar
  3. Y muchos más personajes que quedan por ahí..., pero bueno trataba de volver a recordar a Adonis, se lo merecía. Un saludiño a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Genial, genial!! Dios, qué cantidad de recuerdos !! Y Olguiña...

    ResponderEliminar
  5. Espléndido recorrido por los rostros excéntricos que el tiempo ha ido borrando. Pontevedra fue una ciudad de personajes y este retrato los revive. Conocí a varios de ellos en su recta final, incluido Adonis. Entradas como ésta dignifican a los blogs de inspiración local, en general, bastante pobres.

    ResponderEliminar
  6. ¿Podrían ser las primeras hamburguesas de Pontevedra las de la salchicheria Cuqui?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues... creo que si, pero bueno yo las tomaba siempre en la de Amparo. Saludos.

      Eliminar
    2. Segurooo!! Mi primer perrito caliente lo tomé en Cuqui, con Miguel Lorenzo Torres y Carlos Alvarez Varela copando de clase de la academia de Pepe.

      Mis pesadillas nocturnas de la infancia: la Jabalina, Matagusanos y Manoplas. Hoy ya no duermo.

      Eliminar
    3. Pero si Miguel tenía cara de buen chaval...

      Eliminar
    4. Pepe, ¡que gran profesor! A mi me metio en cintura con las matematicas, desde entonces me resultaron sencillas. Un recuerdo para su esposa (Maria Elena) locutora de Radio Pontevedra, desde 1965 hasta que se jubiló. Ninguno de los dos era de Pontevedra y se convirtieron en una institución

      Eliminar
  7. Nostálgico recorrido por mi adolescencia.
    Las ciudades, además de sus calles, edificios, monumentos... las forman los rostros de sus gentes, ese paisaje tan variado como entrañable. A mi que me ha tocado vivir en tantos lugares los recuerdos de Pontevedra tienen, además de la sempiterna alameda, mi añorada alameda, los rostros de todos mis amigos, los que ya se han ido como Adonis, Koki (Luis Quintans), Manolito Santos, Quinacho,Mili, Roberto Ozores y de los que ahí siguen dando vida a esa hermosísima y querida ciudad por tantas cosas, Candy, Luis, Emilio, Miguel, Andrés, Armando, MIguel, Sesé, Sebito, el abuelo, Marijose, Ana, Pili,Ana Blanca, Marisé, Isabel, Fuencis, Beti,Mabel.... Mi abrazo entrañable a todos ellos y al creador de este blog, gracias, gracias por recuperar en imágenes la memoria de tantos que amamos nuestra Ponte de Pedra- Pontevedra

    ResponderEliminar
  8. Y0 que cuento con 60 años he vuelto desde Chiclana de la Frontera donde vivo, a estar de nuevo en mi Pontevedriña del alma, nunca dejo de nombrarla a mis amigos, he vuelto a salir del instituto y ver aquellas maravillosos edificios, las ruinas de santo Domingo y una parte de mi vida entrañable y que me formo y confirmóm el la persona que hoy soy, mis raices Pontevedresas, nunca deja de sorprenderme cuando voy y siempre vengo triate pero orgullosa de mi esencia y de mi alma pontevedresa. No os conocia pero ahora sé que tengo mi tierra más cerca cadad vez que me entre la morriña, leo digitalmente todos los dias los medios y niunca pierdo sus noticias pero vosotros sois mis recuerdos y mis vivencias de aquella maravillosa y entrañable edad vivida, me falta Armando Guerra que tambien junto con Adonis pero en ptra domensión tambien era todo un perspnaje. gracias por vuestro trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y me alegro. Afortunadamente (aunque no se si hablamos de la misma persona) a Armando Guerra lo podemos ver aún por las calles de Pontevedra.

      Eliminar
    2. Pues ya somos dos pontevedreses viviendo en Chiclana de la Frontera. Llevo tres años viviendo fuera de mi ciudad y ahora descubro este maravilloso blog, con tantas y tantas anécdotas y personajes de mi Pontevedriña. Muchas gracias por hacerme volver a mis años mozos.

      Eliminar
  9. Claro, solo hay un Armando Guerra en Ponte, fué uno de los primeros "melenas" de la city, sin olvidar a José (Carbó).
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Todo eso lo viví yo hasta los quince años,como si fuera ayer mismo,fue la mejor epoca de mi vida,y ahora cuando todos los veranos recorro las calles de Pontevedra me entra una nostalgia dificil de soportar especialmente cuando no reconozco por las calles a nadie de entonces. Carmelo Ortega

    ResponderEliminar
  11. Genial descripción de nuestra histori pontevedresa.En la parte negativa estaba "Gelo" y "Blaki" profesores del colegio la Inmaculada que nos torturaban.
    Por no hablar de Don Jorge el cura-malo que daba religión a las 8 de la mañana y entraba en el aula diciendo:"Aqui huele a pies...."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. homeeee...., contigo teño eu que falar!!!!!
      veña, a contar mais anécdotas inmaculadas.....

      Eliminar
    2. donjorge el censurador, o cura das tesoiras
      o que mercaba chuletóns de primeira para os seus cans do chalete...

      Eliminar
  12. QUE LA POLICIA DEJE DE PERSEGUIR A TODO AQUEL QUE QUIERE APARCAR EN LA PLAZA DE BARCELOS
    SR.ALCALDE DEJE YA DE PERSEGUIRNOS

    ResponderEliminar
  13. La mona se llamaba Tarsi y también me gustaría nombrar al poeta Manuel Cuña Novás.

    ResponderEliminar
  14. Encantadora la evocación. Gracias. Nos vamos haciendo tan mayores que, como se ha dejado dicho antes, la nostalgia nos invade cuando volvemos a Pontevedra, paseamos sus calles y ya no conocemos a nadie. Además de los muchos citados (a Adonis le hicimos creer que había un cromo de Nestlé -el llamado billete Cobí- que era canjeable por cualquiera que le faltase), recuerdo a Homero (el que se iba a hacer culturismo a Monteporreiro), a Don Peregrino y sus sermones hilarantes, al prelado doméstico, al Vicecónsul de Cuba, a Manolo Morán y su Buick descapotable -terror de los ciclistas- , a nuestro culto alcalde con tres empleos (además, director del Instituto y del Museo), al "Portugués" y su negocio de alquiler de bicicletas azules -frente al Malvar- a los chicos y chicas del coro del Instituto, al Dúo Dinámico y Marisol paseando en coche descapotable anunciando su concierto en la plaza de toros, a Pepe-Hillo de Barrantes, al viejo coche-cuba de los bomberos, marca Renault, incapaz de subir la cuesta tras Hacienda para apagar el fuego en el coche de los cohetes para la Peregrina, a los Jouve, Méndiz, Pérez Camacho, Cuña y los cien mil hijos de la zapatería de la calle de la Oliva (Flix, Toto, Luis, Maloli, Marota....), Tizón, Montero y tantos otros. Las orquestas "Gran Casino", "Los chicos del jazz", "Las estrellas del jazz"... y tantas que , con su enorme sensibilidad, permitían a Neno deleitarnos con su versión de "La novia". ¿Y nadie recuerda a "Rebeca" el compañero de Manilo?. Otro día sigo, pues conservo miles de recuerdos que no son para ponerlos en común de una sola vez. Gracias otra vez por hacernos "un poco" más jóvenes.

    ResponderEliminar
  15. Al "anónimo del 25 de Septiembre del 2.012"
    Ya que has nombrado a nuestra querida Alameda, nuestra, sí, la de todos los que en ella hemos vivido nuestros mejores años y, que ahora la paseamos recordando todos los rostros que, como dices se haya ído o no, siguen vivos en nuestras memorias ya para siempre...
    En esa "pandilla" que nombras había un "chaval" muy entrañable que, aunque no nació en nuestra ciudad, ni siquiera en nuestra península, si que hizo de la misma, la suya...y espero que esos recuerdos sigan en su mente como los suyos en la nuestra.
    Es David Otero, componente primero de los DRAKKARS, para acabar más tarde del grupo QUEIMADA, con su gran triunfo de "ADONIS", poniendo punto final a la trayectoria de nuestra juventud y de aquella vida inolvidable.
    Hoy, bueno y ya entonces lo hacía, es un gran escritor. Además de sus magníficos poemas y relatos, acaba de editar su primera novela STRAKAS, HISTORIA DE UNA INFAMIA, que no la última pues parece, según mis noticias, tiene unas cuentas pendientes de salir a la luz.
    Os recomiendo su lectura, está basada en la época de la postguerra y ubicada en nuestra ciudad de Pontevedra, incluso los nombres de sus personajes fueron escogidos con nombres propios de los que todavía viven en ella, incluídos los que ya se han ído...
    No quiero daros muchas pistas para que, como a mí, sea una agradable sorpresa, está muy bien escrita y os enganchará. Triste pero con final feliz...creo que deberíais de leerla, os gustará, a mí me encantó y no me resistí a "releerla".
    Mi enhorabuena por un trabajo bien hecho y de su entrañable recuerdo a su Pontevedra, la que un día compartimos siendo los críos más felices del mundo.
    Espero no haber molestado a su autor tomándome la libertad de hablar de él y su obra, lo he hecho con la intención de que todos los que aquí entráis sepáis que "aquel encantador chaval" seguro ha cumplido sus sueño, como muchos de vosotros lo habréis hecho con los vuestros.
    Muchas felicidades y que la vida te siga regalando lo que te mereces. Con cariño "Tu
    pandilla". Los que "somos"... los que "han sido".

    ResponderEliminar
  16. Al anónimo del 12 de Abril del 2.015.

    Creo recordar que la "mona", al menos la que yo conocía de la jaula al lado de los patos de llamaba "Chita", ya no estoy muy segura, a lo mejor había otra "suelta" a la que llamaban Tarsi... jajaja, la verdad que en aquella época éramos todas "muy monas"...a saber los nombres que nos poníais, jajaja, sea con el nombre que sea estará como tú dices en nustra memoria para siempre, aunque tuviera un culo horroroso... de cara no estaba mal.... había "otras" peores ¿¿¿...???.
    Es una delicia recordar en estas páginas los maravillosos años de nuestra "sana" juventud...Un saludo a los que como tú, disfrutaron de aquel encanto...

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado este blog, es una maravilla el poder recordar tiempos pasados, he visto las fotos y, aunque no he conocido a la mayoría, sí he recordado a Mei Názar y a Maria del Mar, no me acuerdo de su apellido, pero sé era vecina de Gonzalo de la Ferretería en la calle Andrés Muruais, creo recordar.
    He pasado un rato muy agradable, gracias a los que hacéis de esta página un viaje al pasado, al menos eso fué verdad, el futuro... es incierto para todos nosotros. Ha sido una "gozada". Enhorabuena por vuestro trabajo.

    ResponderEliminar
  18. Una ferviente admiradora... muy "viejiña"21 de mayo de 2015, 1:56

    A todos los pontevedreses os recomiendo veáis la serie de TVG, "HOSPITAL REAL", que se emite los domingos a las 10,30 horas.

    Está dirigida por el joven pontevedrés Jorge Casidello Sansegundo que, anteriormente lo hizo en la serie de "El Robo del Códice" que obtuvo un gran éxito.

    Hosital Real está teniendo muy buena acogida, está muy bien ambientada y su argumento engancha capítulo a capítulo, una realización francamente buena y una fotografía extraordinaria, en ella trabajan actores y actrices tan nombrados como Francis Lorenzo, también pontevedrés, Luis Zahara... y un etc. todos gallegos para orgullo de la tierra, todos grandiosos en sus papeles.

    Nos os la perdáis, ¡vale la pena!, os gustará mucho. Intrigante, cruda, tierna... sin duda una muy buena película en "pequeñas dosis".

    Mi enhorabuena a todos los que hacen realidad historias de nuestro pasado que, "de cuando en vez" viene bien recordar...una entrañable mención a su joven Director, hijo de unos padres muy entrañables y queridos por muchos pontevedreses... mi admiración particular para ellos y una abuela orgullosa de los logros que está obteniendo. ¡¡¡BRAVO JORGE!!!, sigue así, lo estás haciendo ¡¡¡GENIAL!!!, mejor?... ¡¡¡IMPOSIBLE!!!, eres muy GRANDE (además de alto y guapo). un beso.

    ResponderEliminar
  19. Mi Pontevedriña del alma, que ahora, lejos, valoro con ternura y nostalgia.
    Sigo hoy vuestro memorable recorrido, refrescando sensiblemente mi memoria.
    Escuchar la canción de Adonis me ha dado un vuelco al corazón. Qué de cosas pasaron a mi lado y no supe disfrutar.
    Nuestra pandilla enorme tan riquiña, iniciada por las "palillos", ha dejado una huella imborrable, que llevo con orgullo y mucho cariño .
    Seguié vuestros recuerdos que despiertan los mios, gracias-
    Buenas muestras y ejemplos de nuestro orgullo patrio,.....lo que sigue....
    El dia 21 de Mayo se presentó en Madrid en el famoso "Matadero", "STRAKKAS historia de una infamia" de David Otero, maravillosa historia con Pontevedra como telón de fondo. Merece la pena.!!
    Y por otro lado, efectivamente yo tambien sigo los Domingos a las 22:15 aprox, en TVG los 15 capítulos de "HOSPITAL REAL", de nuestro querido JORGE CASSINELLO, como Director, pontevedrés.
    Magníficos actores....Pedro Freijeiro, Francis, Lorenzo, Luis Zahera, Xulio Abonjo, Nerea Barros, María Vazquez. Morris, Miguel de Lira,Carlos Blanco, Javier Gutierrez,Sonia Castelo,Xosé Barato, Mariña Sampedro, Sonia Castelo.....por nombrar algunos.
    Son nuestros y buenos , por eso con la cabeza bien alta, os sigo a todos porque sois fruto de esa mi buena tierra.

    ResponderEliminar
  20. Contesto al ançonimo de 23 de Mayo. Imagino ya que hablas de la "pandilla de las PALILLO", eres...eras una de ellas, no importa quién ni con qué nombre, pues he conocido a todas y cada cual tenía y tiene un encanto pasados tantos ellos, recordar a Ana Miguez, aquella pelirroja inocente que hoy desde dónde se encuentre "nos estará escuchando"... un dulce recuerdo para ella, allá también formaremos las pandillas que dejamos "pendientes" en nuestra querida Alameda, sólo a la espera... algún día, alguna tarde pasearemos por otra tan bonita como "ella" y en entanto, el sueño que en ella hemos vivido, lo pondremos cada una-uno de los componentes de las mismas, los bancos no serán de piedra, sino de algodón, blando, blanco, pero los paseos y las sonrisas serán exactamente las mismas, eso, hasta entonces será la ilusión que nos mantenga en ésta que ahora disfrutamos con nuestros recuerdos y con la familia, hijos y amigos que siguen a nuestro lado, queriéndonos y mimándonos cuando necesitamos de su ayuda, sonriéndonos y divirtiendonos cuando pasamos buenos momentos y los problemas quedan encerrados con llave en una caja fuerte y ojalá que nuestra combinación sea olvidada hasta acabar la "juerga"...

    Gracias por mencionar a todos los que han hecho "REAL", el HOSPITAL que la historia y, a través de la TVG nos trae todos los domingos en sus episodios, volviendo a elogiar a todos ellos por un buen trabajo hecho.

    A David Otero ¡¡¡Enhorabuena!!! por la acogida recibida en Madrid y deseándole coseche igual éxito en sus novelas pendientes de editar. Sin duda los pontevedreses, aunque no hayan nacido aquí, son gratamente merecedores de sus reconocimientos por su buen hacer y el cariño que tienen a esta, como dices "Pontevedriña", de nuestra mente y alma.

    ResponderEliminar
  21. Mi Pontevedra querida...
    mi Pontevedra del alma
    siempre te he llevé conmigo
    siempre a mi lado has estado.

    Nunca he olvidado una cara
    de mis amigos de entonces
    algunas se me han quedado
    en mis retinas "tatuadas"...

    Nuestros primeros amores
    nuestras primeras miradas
    nuestros primeros temblores
    cruzándonos las palabras.

    Nuestras cartas a escondidas
    encuentros casi "clandestinos"
    mentiras al llegar a casa...
    e inventarnos "cuentos chinos".

    ¿Con quién estuviste?-¿dónde?
    ...dije que a las diez llegaras
    pues, por tarde haber llegado...
    sin salir, mañana estás castigada.

    ¡Qué cruel era ese "castigo"!...
    ¡qué daño nos producía...!
    era escuchar ESA FRASE
    y en pena nos sumergía.

    Y... no había vuelta de hoja
    tal cual decían, así cumplían
    ni lloros, ni arrepentimientos
    mañana... ¡NO SE SALIA!.

    Un verdadero tormento...
    pensar si el que te gustaba
    la tarde con "otra" estaba...
    y ya... contigo "cortaba", jajaja

    ¡Qué inocencia, qué ternura!
    pensar que todo acababa...
    cuando al revés era, siempre
    y a escondidas, una nota te enviaba.

    En el calcetín guardabas...
    y al W.C. corrías "despendolada"
    y que, también a "escondidas"
    la leías, releías... y besabas.

    ¡Cuántos sueños e ilusiones!
    cuántos allí se quedaron...
    cuántas historias de amores
    que nunca... se han olvidado.




    ResponderEliminar
  22. ALAMEDA DE PONTEVEDRA



    Volveré a pasear por tu alameda.
    Volveré a aspirar el suave aroma,
    todo parecerá igual que antes
    pero todo será otra cosa, será ahora.

    Sentiré bajo mis pies la misma tierra.
    Miraré los olmos verdecidos.
    Oiré el bullicio, que lejano,
    me recuerde la alegría que ha sido.

    Me sentaré a fumar sobre tus bancos,
    será la piedra que siempre he conocido.
    Se parará el tiempo en un momento,
    me sentiré feliz y protegido

    ¿Cómo olvidar las tardes luminosas,
    cómo dejar de sentir la mansa lluvia,
    cómo podría dejar de sentir mío
    lo que me hizo tan dichoso y tan querido?

    Recorreré de nuevo tus paseos,
    sereno y despacio, absorbiendo
    las sensaciones todas que me inspiran
    las emociones profundas de una vida.

    Caminarán conmigo mis amigos,
    convocaré también a los perdidos,
    a los que ya recuerdo y polvo son,
    a los que tanto quiero y he querido.

    Dejadme ver atardecer y mansamente
    al sol recogerse con sigilo.
    Dejadme sentirme enamorado,
    dejad que el amor vaya conmigo.

    Me quedaré inmóvil y sereno,
    me quedaré en el tiempo suspendido,
    será apenas un instante,
    un momento intangible pero mío.

    Después, me alejaré para seguir
    caminando y desandando el camino.
    Quizás no vuelva nunca a tu alameda,
    no importa, pues ella va conmigo.

    Tengo tanto de ella allí vivido.
    Tiene tanto de mí y de mis amigos,
    que separar lo uno de lo otro,
    imposible separar lo otro de lo uno.

    Hasta siempre espacio de mis sueños.
    Hasta siempre mi encontrada Ítaca.
    Resérvame un pedazo de tu suelo,
    en él reposaré cuando haya sido.

    ResponderEliminar
  23. ALAMEDA DE PONTEVEDRA (2)

    Reviviré las noches de verbena
    Recordaré mis ansias aun de niño
    Volveré a sentir en las entrañas
    Las mariposas revoloteando conmigo

    ¿Dónde quedaron el palco y sus sonidos
    Dónde las dulces notas y los ruidos
    Dónde quedó aquel joven tan lejano
    Dónde los amores, los amigos

    Todo allí sigue, no lo dudes
    Todo quedó allí suspendido
    Solo lo escuchan y lo ven
    los espíritus puros y limpios

    Yo lo presiento cada tarde
    Cuando solo recorro sus caminos
    Siento a mi lado como laten
    todos los corazones que he querido

    Voy con su acorde recordando
    Voy acompasando su latido
    Son mis pasos y mis ojos
    Los pasos y los ojos que he querido

    ¿Qué diré a aquellos que preguntan
    Cómo haré para explicar tanta ternura
    No conozco palabras que lo hagan
    No conozco sonidos que lo digan

    Sonreiré y quizás lean mis ojos
    Una mirada limpia nunca engaña
    Sabrán que no les miento si les digo
    Que aquí fui feliz como nunca más he sido.


    ResponderEliminar
  24. ¡¡¡Magníficos poemas Stradivarius!!!, son los dos preciosos, seguro que a más de uno-a se le habrán puesto los pelos de punta... y alguna lagrimita les asomará en sus mejillas.
    Describes tal cual a nuestra bella Alameda, y tus sentimientos y recuerdos son similares a los nuestros, a los que, en aquella época fuimos felices, volando en las fantasías como lo hacian las hojas de los árboles que en tus poemas dibujas.
    Aquellas pandillas sentadas en sus bancos de piedra, oyendo en los PHILIPS
    a Beatles, Brincos y Bravos, críos y niñas soñadoras en aquella única, sin igual adolescencia, los primeros amores como dices, las primeras ilusiones que nunca han podido ya salir de nuestros corazones, a los que como dices son... y han sido
    a los que... siempre fueron y en nosotros todavían viven.
    Siento un orgullo grandioso en haber tomado parte de esa Alameda tan tierna como defines, siento... en lo que allí se ha perdido, pero que tú lo has hecho recordar con todo ese cariño. Gracias por evocar aquellos recuerdos, la fantasía e ilusiones de los que, un día fuimos niños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias anónimo 22/09/15. Celebro que mis humildes versos te hayan llegado, esa era mi intención, porque todo lo que en ellos digo es lo que sentí y siento. Un profundo y eterno cariño por esa ciudad que yo condenso en un lugar icónico para tantos pontevedreses, la alameda, la siempre acogedora y poblada de vida de nuestra querida alameda. Un saludo muy cordial y gracias de nuevo.

      Eliminar
  25. He leído estos dos versos y confieso que a mí también me an emocionado. He compartido esta encantadora Alameda en mi adolescencia, y confieso que yo jamás he sido más feliz que allí...
    En ella conocí a mi amor, al primero y único, al que todavía amo, al que amé toda mi vida. Por eso me identifico con ellos, recordando a todas las personas, una por una de las que formaron una maravillosa "pandilla" y de los que nunca me olvidaré...
    Ese "trozo" del paraíso (para mí lo era), solamente se sustituía cuando las tardes lluviosas vetaban la comodidad que allí sentíamos, pero teníamos un recurso : la casa de Luis Quintans (KOKI), en su genial buhardilla, decorada por sus hermanas que también lo utilizaban, aquella casa era nuestra... recuerdo a su madre que no se inmutaba si éramos 10 ó 40, nunca un gesto de desaprobación, yo llegué a pensar que aquella mujer era la más buena del mundo y... quería una mamá como ella.
    Debió de ser una mujer excepcional, sacando a sus hijos adelante, y su sufrimiento al perder a dos de ellos...KOKI, siempre te recordaremos, eras un "niño delicioso", un ser encantador e inocente, quizá por ello pasó lo que pasó.
    Mi recuerdo a mi amor, al que vive en mí de siempre y al que siempre querré.
    Y a Quin, a Manolito Santos, a Marisol, a las personas que formaron parte de mi familia feliz, a todos gracias, y a tí Stradivarius en especial por aquellos años ¡¡¡MARAVILLOSOS!!!, sin vosotros, sin tí... no ubiera sido lo mismo. Os quiero.

    ResponderEliminar
  26. No me funciona la "H" si no es dándole a la tecla 5 veces, asique, ese "ubiera" sin ella es por ese motivo, no por una falta de ortografía que sería imperdonable. Lo aclaro por si alguien me lo recrimina y me castiga copiándolo cien veces... jajaja.
    Siento si a "alguien" le he heco daño en los ojos al leerlo.
    Firmado : el mismo anónimo de arriba... unas carcajadas vienen bien después de la lagrimita de esos poemas tan bonitos.

    ResponderEliminar