sábado, 9 de julio de 2011

El Nodales, 1954.

Cholo en su empleo de conductor de autobuses.
Cholo, el jugador de A Moureira, antes de eregirse en el "gran capitán" de uno de los equipos de la época más gloriosa del Pontevedra Club de Fútbol, formó parte de otro de los históricos que jugaban en las ligas locales de la ciudad, el Nodales. Eduardo Dapena, que había nacido en Lourizán, jugó además en el San Lorenzo juvenil, donde comenzó en esto de darle patadas al balón, el Nodales y el Vilagarcía, hasta que un ojeador del Arosa se fijó en él y lo llevó al equipo arlequinado, donde estuvo tres temporadas, hasta que fichó por el Pontevedra club de fútbol. Cholo tenía que compaginar su empleo en la empresa de Trolebuses, donde se levantaba a las 5:45 de la mañana, con los entrenamientos del equipo granate, ya que el fútbol en aquellos tiempos no daba para vivir de él. Formó parte del equipo histórico de "La Puentecilla" donde se logró el ascenso a segunda división, y en el que toda la ciudad se había movilizado para presenciar aquella eliminatoria contra el Burgos en León. Al dejar el fútbol trabajó con un tío suyo en un negocio de patatas hasta que en 1972 formó parte de la plantilla de Construcciones Malvar hasta 1995. También fue uno de los presidentes del Nodales. En la fotografía de 1954 (abajo), posan con el equipo nodalino, Joaquin, "Caquitas" (dueño de la juguetería Askal, durante tantos años en las Galerías Oliva, que luego fué cafetería), Santos, Lago, Eduardo Dapena Lis "Cholo", Alejandro y Lolo. Agachados,  Pichi, Ravicho, Ribeiro, José María y Felo. 

Fotos: Archivo particular de la familia de "Cholo".

1 comentario:

  1. Honrado estoy de haber llevado la camiseta del Nodales

    ResponderEliminar