viernes, 29 de julio de 2011

Don Filiberto.

Calle de tránsito entre la Rua de Manuel Quiroga y la Alhóndiga, camino del Concello, y por la que tantos días, y tantos años he pasado con mi maletín camino del Colegio de Cervantes, en la Plaza Méndez Núñez. Ocupaba junto con la calle Tetúan lo que queda de la plaza de San Bartolomé el viejo, tras levantarse en su solar el Teatro Principal y la sociedad del Liceo Casino. Tras el derribo del templo, la plaza que allí quedó se conocía como San Bartolomé y junto con las calles vecinas conformaban el barrio del mismo nombre en 1864. El nombre se refiere al gobernador don Filiberto Abelardo Díaz. Ocupaba, allá por los 70, según se sube, desde la antigua rua de los comercios, todo el lateral de la calle, el Liceo Casino y el Teatro Principal y enfrente estaban los negocios de A Tiboga, el horno de la Pastelería de Prieto, la casa rectoral de San Bartolomé, la tienda de muebles Los Muchachos, el kiosko de pipas y "chuches" enfrente de las taquillas del cine, donde hacíamos acopio de viveres para ver las películas, y a su lado, la tienda de tejidos y alfombras La Pontevedresa. En la misma acera y ya finalizando la calle, el famoso bar Pitillo, y encima de éste, estaba la Academia Méndez o más conocido como Colegio de Canducha, donde asistían a sus clases los hermanos Sanmartín, que eran de la pandilla de la Rua Nova, Rocío, José Manuel "nené", Angelines y Teresa. En la fotografía de Rafa/Museo de Pontevedra, la peña del Bar Pitillo, posando delante del famoso bar, al lado, la entrada del colegio, hoy todo el edificio Casa das Campás.

La peña en 1969, eran los tiempos del Hai que Roelo

1 comentario:

  1. Veo ahí a Chan das Bolas y a Isolino, del que hablé antes, muy joven aún.

    ResponderEliminar